Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para análisis y personalización
Saber más    

Noticias Toda la actualidad de IU Asturias

IU apuesta por una 'agenda por la izquierda' para garantizar el futuro de la Comunidad

Argüelles, Vallina y Sabio reivindican aprovechar los próximos meses para lograr acuerdos que den respuesta a las necesidades reales de la ciudadanía.

Izquierda Unida de Asturias apostará por una "agenda por la izquierda" que permita da respuesta a retos de cuya resolución depende el futuro de la a Comunidad Autónoma. El coordinador general de la formación, Ramón Argüelles, reivindicó hoy en la fiesta de la formación en Gijón la necesidad de alcanzar acuerdos con otras fuerzas políticas que eviten, por un lado, perder los próximos meses en un campaña electoral permanente, y, por otro, plantear alternativas a medio y largo plazo con estrategias para lograr un desarrollo económico y social.
Argüelles definió la celebración de IU como la "contrafiesta" en la que se frente a los programas de hoy centrados en la exaltación monárquica, lo que se ha organizado es la fiesta para otros 1300 años de la gente, anónima pero que es la que contribuye con su esfuerzo, con su trabajo y hasta con su despempleo a que "Asturias sea lo que es".
La celebración de IU del Día de Asturias será, además de una jornada de confraternización y ocio, un encuentro para debatir y plantear propuestas políticas por la izquierda. "Va a ser una jornada de reflexión y vamos a poner encima de la mesa los problemas de lo que creemos que tiene que ser una agenda por la izquierda, desde nuestra fuerza, con nuestros recursos limitados, pero que están ahí: hay cinco diputados, hay Ayuntamientos, hay concejales, pues con eso intentar seguir siendo una izquierda propositiva y llegar acuerdos, no poner líneas rojas pero sí sentarse y negociar y avanzar para que esta Asturias sea mejor"
Y es que, enfatizó Argüelles, "no nos enfrentamos a un problema de unas elecciones en nueve meses, nos enfrentamos a un futuro que, como Asturias pierda esa conexión, va a ser durante muchas décadas".
La eurodiputada Ángela Vallina alertó de la necesidad de plantar cara a la situación que vive Asturias. "Lo mismo que la monarquía está reivindicando su historia hoy en Covadonga nosotros vamos a reivindicar la nuestra y tenemos muchas cosas que reivindicar en Asturias, sobre todo un futuro" que, añadió la parlamentaria, no pasa por la descarbonización exprés, más, porque "la Unión Europea ha dado más plazos".
Apostar por la desaparición inmediata del carbón como fuente de energía, señaló Vallina, "es condenar a esta región".
Frente al éxodo de jóvenes, Ángela Vallina reclamó la necesidad de buscar alternativas. "Creo que hay que ser más serios en política, dejar de empezar a hacer campañas y ponerse a negociar presupuestos".
La diputada advirtió del riesgo cierto del crecimiento de la ultraderecha en Europa que exige impulsar una visión desde la izquierda que respete a las personas y que impulse la igualdad.
El coordinador de IU en Gijón, Faustino Sabio, recalcó que la celebración del Día de Asturias por IU es más que una fiesta, por cuanto que es también un punto de inflexión que sirve para arrancar el curso político, con un debate que da el pistoletazo de salida para abordar el programa electoral. "La organización de Gijón está encantada de acoger este evento este año y desde luego pensamos que va a ser un año fructífero; vamos a dar las pautas de lo que va a ser nuestro programa".

La fiesta de IU combina actividades lúdicas, con gaita y tambor y grupos musicales, juegos infantiles y una espicha. Por la tarde, además, está programada la presentación de la Wikipedia en Asturiano, por parte de Víctor Suárez.

En el día de Asturias, hubo un especial reconocimiento a Javier Ardines, tanto el coordinador general, Ramón Argüelles, como otros miembros de la organización recordaron la labor y el compromiso del edil asesinado y pidieron el pronto esclarecimiento del brutal crimen.

Intervención de Argüelles (prevista a partir de las 15:00 horas)

Amigos y amigas. Estamos en un día que marca el reinicio del curso político, en unos meses que serán especialmente intensos y decisivos porque, en menos de un año, tendremos que enfrentarnos a tres citas electorales, las municipales, las autonómicas y las europeas.

Estamos, además, en un momento de cambio que nos exigirá más capacidad de comunicación, para explicar las distintas propuestas que defenderemos, tanto desde el plano de los programas como de los modelos de listas con los que concurriremos en cada una de esas tres convocatorias y en los distintos territorios..

Y, aunque sabemos y sabéis que es imprescindible trabajar duro para lograr los mejores resultados, tenemos que ser capaces, además, de ser propositivos y lograr que los meses que quedan hasta mayo no sean una campaña electoral vacía y permanente, sino un tiempo de propuesta y acuerdos que permitan dar respuesta a las necesidades reales de Asturias y de su gente.

Por eso, estamos empeñados en lograr un acuerdo con otras fuerzas para sacar adelante unos presupuestos de izquierda. Llevamos mucho tiempo tendiendo la mano a las fuerzas del cambio. Ya en los anteriores presupuestos quisimos plantear un marco de negociación de 14 a 14, porque, con sinceridad, la capacidad de llevar hacia la izquierda al PSOE siempre será más eficaz si se hace en igualdad numérica que en negociaciones individuales, que solo sirven para dividir.

No fue posible porque para llegar a acuerdos entre varias partes no es suficiente que una solo la persiga si, además, no encuentra respuesta en un proceso que, inexcusablemente, exige renuncias.

Intentamos en varias ocasiones alcanzar acuerdos y, aunque con escaso éxito, persistimos, porque creo que es una obligación para una fuerza como la nuestra buscar grandes bloques por la izquierda, por el cambio y para el cambio, llegando a acuerdos que tengan a la gente, la ciudadanía y su bienestar como prioridades, por encima de postureos, golpes de efecto y tacticismos.

En este día, que coincide también con la celebración en Covadonga de los 1.300 años del reino de Asturias, el centenario de la cononización de la Santina o del parque nacional de Covadonga, quiero enfatizar que frente a los actos elitistas y pensados para agasajar a los poderosos, que eso es lo que hoy se desarrolló en Covadonga, en IU estamos tratando de celebrar la fiesta de todos los asturianos y asturianas, personas anónimas pero que sin cuyo esfuerzo, compromiso y trabajo no existiríamos como pueblo.

Hoy es un día para comenzar a trabajar en lo que deben ser los próximos meses y, sobre todo, los próximos años. La tarea no es menor. Asturias tiene en su agenda retos de cuya adecuada respuesta depende el futuro de quienes hoy vivimos aquí y también de los que vivirán mañana. Equivocarnos no puede ser una opción.

Creo que partimos de un análisis preliminar que tiene que ser una herramienta útil para iniciar el proceso de elaboración de nuestras propuestas, tanto al corto plazo como a futuro. El manifiesto Asturias por la izquierda que hoy hemos presentado en esta jornada es, precisamente, un marco de análisis para el debate y la reflexión. No es, un documento cerrado ni final de nada, por el contrario lo entendemos como un inicio, como un acicate para estimular la participación.

En lo inmediato, tenemos que centrarnos en propuestas que permitan lograr unos presupuestos lo más progresistas posibles, que permitan financiar políticas de izquierda, sociales y, también, para aumentar los recursos en I+D+i, a través de la universidad y también de entes que han sido descuidados en los últimos años y que tienen que ser piezas clave para la transformación de Asturias.

Más allá de ese calendario próximo, nos jugamos el ser o no ser como Comunidad. En el manifiesto se alude a un proceso que, como si fuera un enfermo terminal, llevará, de no evitarlo, a lo que podríamos denominar como colapso definitivo de Asturias.

De forma más o menos inmediata podemos encontrarnos con una desconexión económica, consecuencia de los cambios estructurales en los modelos productivos y energéticos que, sin una transición justa, pueden ser el tiro de gracia a buena parte de nuestros sectores clave que, además, son los de más alto valor añadido: hablo del impacto en la factura eléctrica para grandes empresas como puede ser AZSA, ALCOA o ARCELOR, por citar algunas de las más importantes.

Como en un pez que se muerde la cola, los problemas económicos y productivos conllevan también problemas sociológicos que, si nuevamente no se buscan alternativas, provocará una desconexión social y demográfica. La pirámide poblacional ya muestra esta amenaza que, además, se ve incrementada por el éxodo obligado de las nuevas y más preparadas generaciones que tienen que emigrar ante la falta de oprotunidades.

Lamentablemente, no son nuestros únicos problemas, porque también corremos riesgos de equilibrio territorial interno que pueden desconectar las zonas rurales, desertizando, poblacional y productivamente el 80 por ciento del nuestra superficie.

Junto a ello, y como consecuencia seguramente de ello, tenemos que lidiar también con la desconexión generacional que llega con el incremento del escepticismo y la desesperanza de la juventud que da por sentado que tendrá que dejar su tierra.

Los meses que vienen tienen que servirnos para convertir en oportunidades esas amenazas, que son reales. Para ello, debemos ser capaces de ofrecer propuestas aprovechando nuestras fortalezas, que también las tenemos aunque a veces se nos puedan olvidar.

Tenemos que ser capaces de plantar cara a quienes están impulsando una descarbonización exprés que ni solucionará los problemas medioambientales del mundo ni responde, tampoco, al cronograma marcado por la Unión europea. No se trata de negar la necesidad de poner medidas de mejora del modelo energético y de lucha contra el cambio climático, pero tampoco de querer convertirse de forma absurdas en los alumnos más aventajados, más cuando eso supone sacrificar no sólo a las comarcas mineras sino, en realidad, y que nadie lo pierda de vista, al conjunto de Asturias.

No somos la única Comunidad en esta situación y creemos que tenemos que jugar también esa baza, convirtiéndonos en una locomotora o, al menos, en una de las locomotoras que permitan generar un frente que sume las fuerzas de territorios diversos y distintos pero que corren el riesgo de una desconexión del futuro.

IU Asturias tiene capacidad para liderar la propuesta: lo hemos hecho a lo largo de esta legislatura que ya entra en su fase final, con iniciativas que han buscado generar bloques para la defensa de Asturias, desde sus sectores productivos de siempre, con el campo y el mar como recursos de desarrollo, la gran industria como elemento que garantiza un empleo de calidad y que es también decisiva para mantener y desarrollar el sector servicios; hemos propuesto y liderado la defensa de las grandes infraestructuras pendientes así como hemos tratado de ser la voz de los territorios mineros.

Puede parecer que los logros han sido menores, pero no es así.

Hoy estamos en la celebración del día de Asturias, de la Asturias que queremos, de la Asturias que necesitamos. De la Asturias de las asturianas y los asturianos. Hoy, desde aquí, os invito a disfrutar y, mañana, nos veremos para trabajar por ese proyecto común en el que nuestro objetivo es sacar adelante una Asturias por la izquierda.

Volver

Compartir

2014 Izquierda Xunida d'Asturies - Política de privacidad - Política de cookies